Metanfetamina

Generalidades

La metanfetamina es un estimulante potente. Es como la anfetamina, que los médicos usan para tratar problemas del sueño (narcolepsia), trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y graves problemas de sobrepeso. La forma ilegal de la metanfetamina es un polvo cristalino blanco, inodoro y amargo que puede disolverse fácilmente en agua o alcohol. Se llama anfeta, meta, cristal, vidrio o tiza. La forma fumable de la metanfetamina a menudo se llama hielo, cristal, meta o vidrio. A menudo, la metanfetamina ilegal se elabora en laboratorios improvisados a partir de ingredientes baratos.

La metanfetamina se puede fumar, esnifar, tragar o inyectar. Cuando se fuma o se inyecta, la persona siente una euforia intensa y agradable que dura solo unos minutos. La forma fumable produce un humo inodoro que deja un residuo que puede volver a fumarse, lo que permite a la persona experimentar los efectos de la droga hasta por 12 horas o más. Cuando se esnifa o se toma por vía oral, la persona se siente feliz (eufórica) pero no siente la intensa euforia que se obtiene al fumar o inyectarse la droga. Las personas que consumen esta droga tienden a usarla reiteradamente (atracón) y después sufren un bajón.

En pequeñas dosis, la metanfetamina puede incrementar la vigilia y la actividad física y disminuir el apetito. En altas dosis, puede incrementar la temperatura corporal a niveles peligrosos (y posiblemente mortales), así como provocar convulsiones. Debido a que la metanfetamina incrementa el ritmo cardíaco y la presión arterial, puede dañar permanentemente los vasos sanguíneos del cerebro y provocar un ataque cerebral. Las personas que usan metanfetamina pueden volverse ansiosas, confundidas y violentas. Pueden llegar a tener efectos psicológicos graves, como paranoia, ver o escuchar cosas que no están presentes (alucinaciones) y creer cosas que no son verdad (delirios).

El consumo de metanfetamina puede provocar un trastorno por consumo de estimulantes. Si se deja de consumir, puede provocar depresión, ansiedad y paranoia. Además, la persona suele tener fuertes antojos por la droga.

La euforia de la metanfetamina dura de 8 a 24 horas. La droga puede detectarse en una prueba de orina para la detección de drogas hasta 48 horas después de su uso.

Señales de uso

  • Períodos de tiempo prolongados sin comer ni dormir
  • Adelgazamiento
  • Comportamiento agitado, forma de hablar alterada, irritabilidad, nerviosismo y aumento de la actividad física
  • Pupilas dilatadas y aumento de la frecuencia cardíaca
  • Problemas dentales
  • Cambios de personalidad

Créditos

Revisado: 2 agosto, 2022

Autor: El personal de Healthwise
Evaluación médica:
Patrice Burgess MD - Medicina familiar
Adam Husney MD - Medicina familiar
Martin J. Gabica MD - Medicina familiar
Christine R. Maldonado PhD - Salud de la Conducta
Kathleen Romito MD - Medicina familiar
Michael F. Bierer MD - Medicina interna, Medicina de la adicción