Neuroestimulación eléctrica transcutánea

Generalidades del tratamiento

La neuroestimulación eléctrica transcutánea (TENS, por sus siglas en inglés) es un tratamiento que utiliza corriente eléctrica de bajo voltaje para aliviar el dolor.

La TENS se hace con una pequeña máquina del tamaño de una radio de bolsillo que funciona con pilas. Por lo general, usted conecta dos electrodos (cables que conducen la corriente eléctrica) desde la máquina a la piel. Los electrodos suelen colocarse en la zona adolorida o en un punto de presión, creando un circuito de impulsos eléctricos que se traslada por las fibras nerviosas.

Cuando se libera la corriente, algunas personas experimentan menos dolor. Esto puede deberse a que la electricidad de los electrodos estimula los nervios en una zona afectada y envía señales al cerebro que bloquean o "alteran" las señales normales del dolor. Otra teoría es que la estimulación eléctrica de los nervios puede ayudar al cuerpo a producir analgésicos naturales llamados endorfinas, que podrían obstruir la percepción del dolor.

La máquina de TENS se puede configurar para diferentes frecuencias de longitud de onda, como un flujo constante de corriente eléctrica o un choque de corriente eléctrica, y para la intensidad de la corriente eléctrica. Su fisioterapeuta, acupunturista o médico es quien suele determinar estos ajustes.

Después de recibir una introducción e instrucción sobre esta terapia, puede hacer la TENS en casa.

Por qué se hace

Las personas usan la TENS para aliviar el dolor de varios tipos diferentes de enfermedades y afecciones. La usan con mayor frecuencia para tratar problemas musculares, articulares u óseos que se producen con enfermedades como la artrosis o la fibromialgia. También se usa con frecuencia para afecciones como el dolor lumbar, el dolor de cuello, la tendinitis o la bursitis. Las personas también han usado la TENS para tratar el dolor repentino (agudo), como el dolor del parto, y el dolor prolongado (crónico), como el dolor causado por el cáncer.

Riesgos

Los expertos por lo general consideran que la neuroestimulación eléctrica transcutánea (TENS, por sus siglas en inglés) es segura, aunque la máquina podría causar daño si se usa incorrectamente. Pídale a su fisioterapeuta o a su médico que le muestre la manera correcta de usar la máquina. Siga estas instrucciones atentamente.

Siempre dígale a su médico si está usando una terapia alternativa o si está pensando combinar una terapia alternativa con su tratamiento médico tradicional. Es posible que no sea seguro dejar de usar el tratamiento médico tradicional y depender solo de una terapia alternativa.

La TENS puede ayudar a aliviar el dolor en algunas personas. Pero no se ha probado su eficacia.

Créditos

Revisado: 23 junio, 2021

Autor: El personal de Healthwise
Evaluación médica:
Adam Husney MD - Medicina familiar
Martin J. Gabica MD - Medicina familiar
Kathleen Romito MD - Medicina familiar