Hemorragia intraventricular en bebés prematuros

Durante la primera semana después de nacer, algunos bebés prematuros presentan sangrado en el cerebro (hemorragia intraventricular), para el cual no hay un tratamiento conocido. Puede resultar en daño cerebral.

Mientras más inmaduro es el cerebro, más frágiles son los vasos sanguíneos del cerebro y son, por lo tanto, más sensibles a cambios en la presión de la sangre. Por eso, los bebés extremadamente prematuros se hallan en mayor riesgo de tener este problema.

Con medicamentos administrados a la madre o al bebé, se puede ayudar a reducir el riesgo de sangrado.