Examen pélvico

Un examen pélvico se hace para revisar los órganos pélvicos de una mujer.

Durante el examen, la mujer se recuesta sobre una mesa boca arriba, con las rodillas flexionadas y los pies y las piernas apoyados en estribos. El médico introduce un dispositivo (espéculo) de metal o de plástico en la vagina de la mujer. El espéculo abre y mantiene separadas las paredes de la vagina. Esto le permite al médico ver la entrada al útero (cuello uterino) y tomar muestras para analizar.

El médico también puede revisar el tamaño y la forma de los órganos pélvicos de una mujer colocando uno o dos dedos enguantados en la vagina y presionando sobre la parte inferior del abdomen con la otra mano. A veces, este examen implica colocar un dedo en la vagina y el recto al mismo tiempo para palpar las estructuras más profundas en la pelvis.