Medidor de flujo máximo

Un medidor de flujo máximo es un dispositivo económico de bolsillo que mide el flujo espiratorio máximo (PEF, por sus siglas en inglés), o la cantidad de aire que una persona puede exhalar rápidamente. Para medir el PEF, la persona inhala profundamente y luego sopla (resopla) en un tubo en el medidor de flujo máximo lo más fuerte y rápido posible.

Para obtener el PEF más preciso, el medidor de flujo máximo debe usarse tres veces y se deben registrar los mejores resultados. El PEF es más bajo a primera hora de la mañana y más alto por la tarde.

Los resultados obtenidos mediante el uso de un medidor de flujo máximo no son tan precisos como los que se obtienen mediante la espirometría, otra prueba que se utiliza para medir el funcionamiento pulmonar. Pero el medidor de flujo máximo se puede usar en casa, mientras que la espirometría se debe hacer en el consultorio de un médico.