Hernia inguinal

Una hernia inguinal ocurre cuando tejido protruye a través de un punto débil en el músculo inguinal. Esto causa un abultamiento en la ingle o el escroto que puede doler o arder.

La única manera de corregirlo es con una operación. Pero es posible que no necesite operarse si su hernia es pequeña y no le duele.