Prueba de A1c

Generalidades

Una prueba de glucohemoglobina, o de hemoglobina A1c, es un análisis de sangre que mide la cantidad de azúcar (glucosa) adherida a la hemoglobina en los glóbulos rojos. Las personas que tienen diabetes u otras afecciones que aumentan los niveles de glucosa en la sangre tienen mayor cantidad de glucohemoglobina (azúcar adherida a la hemoglobina) de lo normal.

Una prueba de A1c puede usarse para diagnosticar prediabetes o diabetes. La prueba de A1c comprueba el control a largo plazo de los niveles de glucosa en sangre en personas con diabetes. La mayoría de los médicos creen que comprobar el nivel de A1c es la mejor manera de verificar la eficacia de un plan de tratamiento. Esta prueba se puede hacer con sangre extraída de una vena. A veces una prueba de A1c puede hacerse con sangre de un pinchazo en el dedo.

Una prueba de glucosa en la sangre realizada en el hogar mide el nivel de glucosa en la sangre presente únicamente en ese momento. Los niveles de glucosa en la sangre cambian durante el día por muchas razones, entre ellas, los medicamentos, la alimentación, el ejercicio y el nivel de insulina en la sangre.

Resulta útil para una persona con diabetes tener información sobre el control a largo plazo de los niveles de azúcar en la sangre. El resultado de la prueba de A1c no cambia con ningún cambio reciente en la alimentación, el ejercicio o los medicamentos.

La glucosa se une a la hemoglobina en los glóbulos rojos a un ritmo constante. Dado que los glóbulos rojos duran de 3 a 4 meses, la prueba de A1c muestra cuánta glucosa hay en la parte plasmática de la sangre. Esta prueba muestra con qué eficacia se ha manejado su diabetes en los últimos 2 a 3 meses y si es necesario cambiar el plan de tratamiento de la diabetes. Es posible que esta prueba no sea precisa para todos porque muchas cosas pueden afectar la vida útil de los glóbulos rojos, como el segundo o tercer trimestre del embarazo, una pérdida de sangre reciente o una transfusión de sangre, la enfermedad drepanocítica, la hemodiálisis o la medicación para la eritropoyetina (ESA).

La prueba de A1c también puede ayudar a su médico a determinar lo alto que es su riesgo de tener problemas a causa de la diabetes, como insuficiencia renal, problemas de la vista y entumecimiento en las piernas o en los pies. Mantener su nivel de A1c dentro de sus límites ideales puede reducir su probabilidad de tener problemas.

Por qué se hace

La prueba de A1c es una de las pruebas que se utilizan para diagnosticar la prediabetes y la diabetes. Si tiene diabetes, esta prueba se realiza para verificar la eficacia con la que se ha manejado su diabetes durante los últimos 2 a 3 meses. El médico puede usar esta información para ajustar su tratamiento, si es necesario.

Cómo prepararse

Usted no necesita dejar de comer antes de hacerse una prueba de A1c. Esta prueba puede hacerse en cualquier momento durante el día, incluso después de una comida.

Cómo se hace

Un profesional de la salud le toma una muestra de sangre con una aguja, generalmente del brazo. También se puede hacer usando sangre de un pinchazo en el dedo.

Cómo se siente

Es posible que no sienta la aguja en absoluto o que sienta un pinchazo o pellizco rápido.

Riesgos

Las probabilidades de tener problemas a causa de esta prueba son muy bajas. Puede aparecer un pequeño moretón en el sitio.

Créditos

Revisado: 13 abril, 2022

Autor: El personal de Healthwise
Evaluación médica:
E. Gregory Thompson MD - Medicina interna
Kathleen Romito MD - Medicina familiar
Adam Husney MD - Medicina familiar
Matthew I. Kim MD - Endocrinología
David C.W. Lau MD, PhD, FRCPC - Endocrinología