Infecciones micóticas en las uñas

Conceptos básicos de la afección

¿Qué es una infección micótica de las uñas?

Una infección micótica en las uñas es una infección que ocurre cuando un hongo ataca una uña de las manos, los pies o el lecho ungueal. Los hongos pueden atacar las uñas mediante pequeños cortes en la piel alrededor de la uña o mediante la abertura entre la uña y el lecho ungueal. Si usted es sano, la infección probablemente no causará problemas graves.

¿Cuál es la causa?

Las infecciones micóticas (por hongos) en las uñas pueden ser causadas por levaduras, mohos y otros tipos de hongos.

Los hongos crecen mejor en lugares cálidos y húmedos. Pueden transmitirse de persona a persona. Puede contraer una infección por hongos en las uñas al caminar descalzo en duchas o piscinas públicas o al compartir artículos personales, como toallas y cortaúñas. Si tiene tiña del pie, el hongo puede extenderse desde la piel hasta las uñas.

Puede tener hongos en la piel sin contraer una infección en las uñas. Si es propenso a las infecciones por hongos, estas tienden a reaparecer. Pueden reaparecer incluso después de un tratamiento exitoso y especialmente si no toma medidas para prevenirlas.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas a menudo se presentan lentamente con el tiempo. Una uña con una infección micótica (por hongos) puede:

  • Volverse de color amarillo, blanco o marrón.
  • Volverse gruesa.
  • Descascararse o partirse, y puede separarse de la piel.

Una infección micótica en las uñas no suele doler. Pero con el tiempo, es posible que se sienta incómodo o incluso tenga dolor al usar zapatos, caminar o estar de pie durante mucho tiempo. El hongo también podría extenderse a otras uñas o a la piel.

¿Cómo se diagnostica?

Para diagnosticar una infección micótica (por hongos) en las uñas, el médico hará lo siguiente:

  • Le examinará la piel y las uñas de las manos y los pies.
  • Le preguntará sobre sus antecedentes de salud. Esto incluye cualquier síntoma previo de daño en las uñas o infecciones micóticas en las uñas.

El médico puede tomar una muestra de piel y fragmentos de debajo de la uña infectada o una muestra de la uña misma. Las pruebas para examinar las muestras incluyen:

  • Preparación de KOH, para saber si el problema es causado por un hongo.
  • Se pueden realizar otras pruebas analíticas, como un cultivo de hongos o una reacción en cadena de la polimerasa (RCP), para determinar qué tipo de hongo tiene usted.

Si las pruebas no muestran hongos, pero el médico aún cree que usted tiene una infección micótica, es posible que se necesite una biopsia de uñas.

¿Cómo se trata una infección micótica de las uñas?

Tratar una infección en las uñas puede llevar tiempo. Es posible que deba probar varios tratamientos hasta encontrar uno que le ayude. Incluso cuando un tratamiento surte efecto, la uña puede infectarse de nuevo.

El tratamiento a menudo comienza con medicamentos antimicóticos.

  • Las pastillas antimicóticas brindan la mejor oportunidad de curar una infección grave de las uñas.
  • Puede probar un medicamento de venta libre que viene en forma de crema, loción o esmalte de uñas.
  • El médico también puede recetarle un medicamento antimicótico más potente que se aplica en la uña.
  • Si tiene una infección grave en las uñas o la infección sigue reapareciendo, su médico podría extraerle la uña infectada.

Si tiene diabetes o un sistema inmunitario debilitado, el médico puede sugerirle que trate la infección, incluso si no le causa molestias.

¿Cómo puede cuidar la infección?

Si tiene una infección micótica leve en las uñas, pruebe una crema, gel o esmalte antimicótico para ponerse en la uña. Para evitar que la infección regrese, mantenga las uñas limpias y secas. Cámbiese los calcetines con frecuencia. No vaya descalzo en lugares públicos. Y trate de no compartir cosas personales como toallas y cortaúñas.

¿Cómo puede evitar las infecciones micóticas de las uñas?

Hay algunas cosas que pueden ayudar a prevenir una infección de uñas o a evitar que reaparezca.

  • Antes de acostarse, lávese y séquese los pies con cuidado.

    La aplicación de un medicamento antimicótico tópico puede ayudar a prevenir las infecciones recurrentes.

  • Mantenga las manos y los pies secos.

    La piel y las uñas secas tienen menos probabilidades de infectarse. Póngase polvos en las manos o los pies secos después de ducharse o bañarse.

  • Use sandalias o calzado amplio hecho de materiales que permitan eliminar la humedad.

    Deje que su calzado se airee durante al menos 24 horas antes de usarlo otra vez.

  • Use calcetines.

    Cámbielos si sus pies se humedecen o sudan.

  • Utilice sandalias de ducha en zonas públicas húmedas, como vestuarios o duchas.

    Déjelas secar entre usos.

  • No comparta limas o cortaúñas, calcetines, toallas u otros objetos personales.
  • Evite dañarse la uña.

    Cortar las uñas demasiado cortas es una causa frecuente de lesiones en las uñas.

Créditos

Revisado: 16 noviembre, 2023

Autor: El personal de Healthwise Comité de revisión clínica
Todo el material educativo de Healthwise es revisada por un equipo que incluye médicos, enfermeras, profesionales sanitarios avanzados, dietistas registrados y otros profesionales de atención médica.