Comprenda la atención virtual (telemedicina)

Generalidades

¿Qué es la atención virtual?

Para algunos problemas de salud, una llamada telefónica o una videollamada con un médico o enfermera pueden ahorrarle tiempo y dinero. Esto se llama atención virtual. También se le puede llamar telemedicina o telesalud. Muchos hospitales y clínicas ofrecen atención virtual como otra manera de consultar a un médico.

Usará una computadora, un teléfono u otro dispositivo para hablar con un médico o enfermera. Es posible que tenga una conexión de video en directo. Esto se puede hacer desde el consultorio de un médico para que pueda hablar con un proveedor que se encuentra en otro lugar. O puede conectarse desde su casa.

El médico o la enfermera pueden hacerle preguntas. Es posible que puedan controlarle la presión arterial, el pulso y otras funciones corporales a través de instrumentos especiales conectados a su computadora. Si tiene la conexión correcta, también podría someterse a un examen físico virtual.

¿Cómo funciona?

El consultorio de su médico puede decirle cómo programar una consulta de atención virtual.

Tal vez desee elegir un lugar tranquilo y privado para su cita. Probablemente inicie sesión en el portal del paciente a través del sitio web del hospital o el consultorio médico. O su médico podría darle una dirección web o aplicación diferente para usar.

Después de iniciar sesión, puede hablar con el proveedor. Puede usar el video para que puedan verlo. Su conexión será privada y segura.

Es posible que le den un dispositivo para revisar su respiración, ritmo cardíaco, presión arterial u otras funciones corporales en el hogar. El personal del consultorio médico puede verificar los resultados. Pueden contactarle si algo cambia.

Pueden darle una receta para surtir si necesita medicamentos. Se le puede pedir que vaya al consultorio para una evaluación en persona. En algunos casos, es posible que tenga que ir a la sala de urgencias.

Después de su cita, pueden darle información de seguimiento en su portal para pacientes, en su dispositivo o mediante correo electrónico.

¿Cuándo es una buena opción?

La atención virtual funciona muy bien cuando usted está un poco enfermo o no está seguro de si realmente es necesario que vaya al médico. Por ejemplo, puede usarla si tiene síntomas parecidos a los de la gripe. O puede usarla si su hijo tiene dolor de garganta.

También funciona bien para manejar algunos problemas de salud a largo plazo. Y si vive lejos de un especialista, puede recibir atención de seguimiento regular sin tener que acudir al consultorio del médico cada vez.

¿Cuáles son los riesgos?

La atención virtual podría usar nuevas tecnologías para la cita con su médico. Eso significa que existe la posibilidad de que no se establezca la conexión. Y hay algunas cosas que el proveedor de atención médica solo puede hacer en persona. Es posible que aún tenga que ir al consultorio para hacer un seguimiento.

Créditos

Revisado: 31 agosto, 2020

Autor: El personal de Healthwise
Evaluación médica:
E. Gregory Thompson MD - Medicina interna
Heather Quinn MD - Medicina familiar