Pólipos en el colon

Conceptos básicos de la afección

¿Qué son los pólipos en el colon?

Los pólipos en el colon son crecimientos en el intestino grueso (colon). No se conoce la causa de la mayoría de los pólipos en el colon, pero son comunes en los adultos. Con el tiempo, algunos pólipos pueden convertirse en cáncer colorrectal. Suele llevar muchos años para que eso pase.

¿Qué aumenta el riesgo?

Es más probable que tenga pólipos en el colon si usted:

  • Es mayor. El riesgo aumenta con la edad.
  • Tiene personas en su familia con pólipos en el colon o cáncer colorrectal.
  • Hereda un gen determinado que causa la aparición de pólipos. Las personas que poseen este gen tienen muchas más probabilidades que otras de tener el tipo de pólipos que se convierten en cáncer colorrectal.
  • Es obeso.

¿Cuáles son los síntomas de pólipos en el colon?

Usted puede tener pólipos en el colon y no saberlo, porque no suelen causar síntomas. Se encuentran con más frecuencia durante pruebas rutinarias de detección de cáncer colorrectal. Una prueba de detección busca señales de una enfermedad cuando no hay síntomas.

Si los pólipos son grandes o se vuelven cancerosos, pueden causar síntomas. Es posible que tenga sangrado en el recto o un cambio en sus hábitos intestinales. Un cambio en los hábitos intestinales incluye diarrea, estreñimiento, ir al baño con más o menos frecuencia de la habitual, o un cambio en el aspecto de las heces.

¿Cómo se diagnostican?

La mayoría de los pólipos en el colon se descubren durante pruebas para detectar cáncer colorrectal. Estas pruebas incluyen análisis de heces que puede hacer en el hogar y procedimientos para observar el interior del colon que se hacen en el consultorio de su médico o una clínica.

Los análisis de heces buscan señales de cáncer en una muestra de heces. Si su resultado es anormal, probablemente le harán una colonoscopia de seguimiento para encontrar la razón, que podría ser la presencia de pólipos en el colon, cáncer colorrectal u otro problema.

Los procedimientos con los que se puede observar el interior del colon y encontrar los pólipos incluyen la colonoscopia, la sigmoidoscopia flexible y la colonografía por tomografía computarizada (colonoscopia virtual). Los pólipos que se encuentran durante una colonoscopia a menudo pueden extraerse durante la prueba. Si se detectan pólipos durante uno de los otros procedimientos, usted puede necesitar una colonoscopia.

Si ha tenido algún pólipo, es importante hacerse pruebas de seguimiento de rutina. La frecuencia con que necesite hacerlo depende de la clase de pólipos que se encontraron, cuántos y otras cuestiones.

¿Cómo se tratan?

Los médicos a menudo extraen los pólipos en el colon porque algunos pueden convertirse en cáncer colorrectal. La mayoría de los pólipos se extirpan durante una colonoscopia. Es posible que tengan que operarlo si tiene un pólipo grande.

Después de la extracción, los pólipos se analizan para averiguar si son el tipo que podría convertirse en cáncer. Si se encuentra cáncer cuando se examinan los pólipos en el colon, usted comenzará un tratamiento para el cáncer colorrectal.

Para algunos tipos de pólipos, cuanto más grande sea el pólipo en el colon, más probabilidades hay de que el pólipo contenga células cancerosas. Después de haber tenido pólipos, usted tiene una probabilidad más alta de que le aparezcan nuevos pólipos. Si le han extirpado pólipos, es importante que se haga pruebas de seguimiento para detectar más pólipos. Hable con el médico acerca de la frecuencia con la que necesita hacerse pruebas.

Créditos

Revisado: 6 junio, 2022

Autor: El personal de Healthwise
Evaluación médica:
E. Gregory Thompson MD - Medicina interna
Kathleen Romito MD - Medicina familiar
Adam Husney MD - Medicina familiar
Jerome B. Simon MD, FRCPC, FACP - Gastroenterología