Consejos prácticos: Cómo reducir el estrés por cuidar a una persona

Cómo empezar

Cuidar de alguien que tiene una discapacidad o una enfermedad crónica puede ser gratificante. Pero también es exigente. Una de las claves para ser un cuidador de éxito es controlar el estrés buscando apoyo y cuidándose a sí mismo. Controlar el estrés es especialmente importante cuando se es cuidador, porque el estrés puede debilitar el sistema inmunitario. Un sistema inmunitario débil le hace más propenso a enfermarse.

Piense en el tipo de tareas o situaciones de cuidado que le provocan estrés. Entonces podrá centrarse en una o dos cosas que pueda hacer y que más le ayuden a reducir el estrés. Aquí tiene algunas ideas:

  • Consiga apoyo.
    Pida ayuda a sus familiares.

    Inclúyalos en las decisiones relativas a los cuidados.

    Comparta las tareas.

    Haga una lista de tareas semanales y compártala con su familia. Pida ayuda con la compra, la limpieza y los recados. No tiene que hacer todo el trabajo usted solo.

    Manténgase involucrado.

    Dedique tiempo a las actividades sociales y a los amigos, aunque solo sea una llamada telefónica o un café durante la semana.

    Únase a un grupo de apoyo para cuidadores.

    Conocer a otros cuidadores le ayuda a saber que no está solo. Y le da la oportunidad de hablar de sus preocupaciones e inquietudes con otras personas que lo comprenden.

    Encuentre un servicio de relevo.

    Los servicios de relevo proporcionan a alguien que puede quedarse con su familiar mientras usted se ausenta durante unas horas o unos días. Pasar tiempo fuera puede ayudarle a controlar el estrés y a ser un mejor cuidador.

    Busque recursos para cuidadores en su comunidad.

    Los hospitales, lugares de culto y otros grupos pueden proporcionar transporte u otros servicios de apoyo a las tareas de cuidado. Puede reducir el estrés planificando con antelación para saber a quién llamar cuando necesite ayuda adicional.

  • Cuídese.
    Anteponga su propia salud.

    Asegúrese de programar y acudir a sus revisiones médicas.

    Siga una dieta saludable y duerma lo suficiente.

    Cuidarse le ayudará a gestionar las situaciones estresantes.

    Haga ejercicio con regularidad.

    Incluso un paseo de 10 minutos puede aliviar el estrés.

    Tómese un respiro.

    Pruebe técnicas de reducción del estrés como la respiración profunda y la meditación.

    Tómese un descanso.

    Es importante tomarse un tiempo libre del cuidado de vez en cuando. Dedique algo de tiempo a hacer cosas que le gusten o a cosas de su propia vida que necesiten atención.

La depresión es común entre los cuidadores. Es emocionalmente agotador cuidar de alguien cuya salud empeora. No tache sus sentimientos de "solo estrés". Si tiene problemas para afrontar sus sentimientos, puede serle útil hablar con un consejero. Si tiene síntomas de depresión, como falta de interés por las cosas que le gustan, falta de energía o problemas para dormir, hable con el médico.

Créditos

Revisado: 16 noviembre, 2023

Autor: El personal de Healthwise
Comité de revisión clínica
Todo el material educativo de Healthwise es revisada por un equipo que incluye médicos, enfermeras, profesionales sanitarios avanzados, dietistas registrados y otros profesionales de atención médica.